QUE TODO AQUEL QUE SE QUEJE CON JUSTICIA TENGA AHORA UN TRIBUNAL CON LAS CONDICIONES NECESARIAS PARA QUE SE LE AMPARE Y LE DEFIENDA: FLORES NEGRETE

    0
    696

    Ario de Rosales, Michoacán, 7 de marzo de 2017.Hoy, es un día para honrar a nuestros grandes hombres y su obra, para refrendar el compromiso con la verdad y la justicia, pero también para replantear la estructura y atribuciones del Poder Judicial, pues debemos tener en cuenta que los retos que plantea la administración de justicia no son responsabilidad única de aquel, también lo es del Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo, a fin de cuentas, el Judicial no es más que fiel ejecutor de las normas creadas por aquellos”, señaló el magistrado presidente del Poder Judicial de Michoacán Marco Antonio Flores Negrete.

    Lo anterior, en el marco del aniversario 202 de la instalación del Primer Supremo Tribunal de Justicia de la Nación y ante la presencia de Aurelio Nuño Mayer, secretario de educación pública; Silvano Aureoles Conejo, gobernador del estado de Michoacán; Pascual Sigala Paez, presidente de la Mesa Directiva del Congreso del Estado; Cenobio Hernández Lara, presidente municipal de Ario; magistrados y magistradas del Supremo Tribunal de Justicia; consejeros del Poder Judicial y jueces; entre otro servidores públicos

    “Uno de los retos más importantes que enfrenta la administración de justicia es el tránsito de los sistemas procesales tradicionales de naturaleza mixta en cuanto a la combinación de oralidad y escritura, a sistemas basados en la oralidad. El de inicio y de mayor impacto es el del nuevo sistema de justicia penal; el segundo y no menos importante, es el nuevo sistema de oralidad familiar. Además, la paulatina implementación de la oralidad en materia mercantil, vía la reforma de justicia cotidiana; y la reforma constitucional en materia de justicia laboral para trasladarla al Poder Judicial” detalló Flores Negrete.

    “Para enfrentar esos retos, la institución que honrosamente presido, ha desarrollado un conjunto de acciones bajo los principios de justicia, austeridad y transparencia, específicamente en el rubro de la austeridad se busca la eficiencia de los recursos públicos en cuanto a servicios generales, materiales, personales y viáticos. Asimismo, se trabaja en la consolidación de una gestión judicial efectiva por el ajuste que implican las reformas legislativas federales y locales”.

    El presidente del Supremo Tribunal de Justicia y del Consejo del Poder Judicial de Michoacán, refirió “Sin embargo, mucho me temo que esto no será suficiente, toda vez que las medidas legislativas sobre el trámite de los juicios mediante la oralidad, obligan a que la dependencia modifique su estructura organizacional, puesto que se requiere de mayor número de jueces en los sistemas de oralidad penal y familiar; la edificación, equipamiento y acondicionamiento técnico de salas de oralidad; así como de la capacitación al personal jurisdiccional y administrativo, entre otras”.

    “Así pues, hoy, reitero, es un buen día para un replanteamiento sobre el funcionamiento del Poder Judicial del estado, teniendo en cuenta que la administración de justicia que se le ha confiado, es corresponsabilidad de los órganos Ejecutivo y Legislativo, particularmente en la de modificar a la constitución local para dotar al Poder Judicial de autonomía financiera, mediante la estipulación de una cantidad porcentual fija y adecuada que permita dar respuesta eficiente y efectiva a las actuales competencias y cambios normativos”.

    Finalmente, Marco Antonio Flores Negrete comentó que lo anterior, permitirá el fortalecimiento de la independencia de la judicatura, para diseñar políticas internas de gestión a mediano y largo plazo, con el fin de adecuarla a la transformación de los procedimientos judiciales y hacer más eficiente el uso de los recursos humanos, materiales y financieros.

    “Honremos pues a nuestros predecesores dotando al Poder Judicial de independencia económica, materialicemos el ideal de Morelos de que todo aquel que se queje con justicia, tenga ahora un tribunal con las condiciones necesarias para que se le ampare y le defienda”.