Debemos actuar para prevenir el fenómeno de la guerra por el agua: Gloria Tapia

    0
    57

    -Destacó la urgencia de instrumentar políticas eficaces para el cuidado, consumo y distribución del agua, esto frente a la acelerada disminución en la disponibilidad del líquido

    En Michoacán debemos actuar para prevenir el fenómeno de la guerra por el agua, situación que ya empieza a registrarse en diferentes partes del mundo y el país, y que en nuestro estado tiene ya algunos llamados de alerta como el que estamos viendo sobre el lago de Pátzcuaro, apuntó la diputada Gloria Tapia Reyes, vicecoordinadora del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional en la LXXV Legislatura del Congreso del Estado.

    La diputada por el Distrito de Zitácuaro destacó la urgencia de instrumentar políticas eficaces para el cuidado, consumo y distribución del agua, esto frente a la acelerada disminución en la disponibilidad del líquido.

    “Es de enorme gravedad la situación en México si se toma en cuenta que en un lapso de 56 años la población en el país incrementó en un 306.6 por ciento lo que afecta de forma porcentual la disponibilidad de agua”.

    Indicó que existen problemáticas que no han sido debidamente atendidas y derivan en que la población deba organizarse para ser escuchada por las autoridades, como la situación que priva en el lago de Pátzcuaro, pues la experiencia en cuanto al cuidado de lagos en nuestro estado resulta desastrosa.

    Gloria Tapia recordó que existe una acelerada urbanización que hace que en las dos últimas décadas más de 20 millones de mexicanos que no tenían acceso a este recurso natural se hayan incorporado como nuevos demandantes.

    “El agua es un recurso primordial debido a su trascendencia en el bienestar de la humanidad como elemento estratégico para el desarrollo de la actividad agrícola, pesquera, para la industria generadora de energía eléctrica, turismo y recreación, y mantenimiento de servicios ambientales en ecosistemas, pero lo más importante es que es generadora de vida e impulsora del desarrollo social”.

    En el caso del agua de lluvia explicó que se calcula que México recibe 1.51 billones de metros cúbicos al año de los cuales el cinco por ciento se evapora y regresa a la atmósfera, el seis por ciento escurre por los ríos o arroyos, y el nuevo por ciento se infiltra al subsuelo y recarga los acuíferos.

    “El 70 por ciento de los centros urbanos se ubican en regiones que sólo tienen el 20 por ciento de la totalidad del agua del país, mientras hay más de 200 ciudades de tamaño grande o medio en el territorio nacional, entre las que se ubican Morelia, Uruapan o Zitácuaro, donde la magnitud de la demanda exige fuentes de captación cada vez más lejanas”.