RESPETA SILVANO, USOS Y COSTUMBRES; ‘NO ES PRETEXTO PARA DELINQUIR’, DICE

0
780

Aida Espinosa

El gobernador del estado, Silvano Aureoles Conejo, indicó que los hechos ocurridos en la comunidad de Arantepacua, representan un referente para la aplicación del Estado de Derecho en Michoacán.

Durante su discurso en el aniversario luctuoso de Emiliano Zapata, el mandatario estatal señaló que será respetuoso de los usos y costumbres; sin embargo, esto no será justificante para cometer actos fuera de la ley.

“Por convicción, el gobierno de Michoacán ha sido y seguirá siendo respetuoso de los usos y costumbres de nuestras comunidades indígenas, sobre todo cuando se trata de expresiones auténticas nacidas de la cultura de nuestro pueblo. Lo sucedido la semana pasada, en la comunidad de Arantepacua, son hechos lamentables. Lamentamos el fallecimiento de personas en la confrontación, en donde también resultaron policías heridos en cumplimiento de su deber. Las expresiones de inconformidad no pueden ser un pretexto para ocasionar perjuicios al interés de la sociedad”,

Dentro del discurso, el mandatario estatal  señaló que  los usos y costumbres  no pueden ser  justificación  para cometer  actos al margen de la ley, pues  vulnerarían  la existencia de un estado  dentro del estado mexicano , y agregó que los actos vandálicos  que dañan el patrimonio  de terceros no serán tolerados,  “es  un contrasentido  exigir justicia  a partir de la violencia  y el desconocimiento de la ley”.

Agregó que la autonomía que las comunidades indígenas han ganado, las obliga a respetar el marco jurídico y a conducirse con legalidad, además de denunciar ante la autoridad cualquier acto delincuencial que se registre en la zona que protegen.

Insistió que no se tolerarán actos vandálicos que vulneren la seguridad de los michoacanos, al tiempo de enviar un mensaje a quienes ‘manipulan y hacen de la insuficiencia y falta de oportunidades, su oportunidad para promover la violencia’.

“No permitiremos que los intereses de los grupos delincuenciales distorsionen el sentido de lucha de nuestras comunidades indígenas…Las instituciones de seguridad tienen la atribución de aplicar y hacer cumplir la ley, con el objeto de salvaguardar los derechos de las personas…atacaremos a los grupos delincuenciales que, ante el avance de la autoridad, intentan resguardarse en nuestras comunidades y utilizar sus causas para debilitar la acción de la autoridad, para desde ahí desarrollar sus actividades ilícitas”, concluyó.