REDUCIR LOS ÍNDICES DE MUERTE MATERNA: RESPONSABILIDAD COMPARTIDA

    0
    446

    Morelia, Mich., a 8 de mayo de 2017.- A propósito del Día Nacional de la Salud Materna y Perinatal, la Delegación Regional del IMSS en Michoacán pone de manifiesto la reducción  de Muertes Maternas en el Estado,  donde  en el año 2014, de  cuatro casos reportados; en los años 2015 y 2016, un caso ocurrido respectivamente fue censado; y 0 casos en lo que va este año.

    No obstante, la responsabilidad para abatir los índices de mortalidad por esta causa es compartida, en razón de que es la madre, o futura madre quien debiera, previo al embarazo, hacerse un estudio pre-conceptivo para conocer si es o no viable un embarazo seguro y saludable, comenta el Coordinador del Hospitales de Segundo Nivel, de la delegación Regional del IMSS en Michoacán, Gustavo Pérez Sandi.

    De acuerdo con el coordinador Pérez Sandi, generalmente las complicaciones que llegan a presentarse en los embarazos son asociadas con problemas de salud previos al embarazo, con los que cursaba la madre como: cardiopatías (problemas del corazón), nefropatías (enfermedades del riñón) o la diabetes, y que aun conociendo su estado de salud, toman la decisión de concebir, no una, sino hasta cuatro veces, poniendo en riesgo su vida y la del producto.

    El médico especialista, en este sentido hace un exhorto para que las mujeres hagan conciencia de su estado de salud antes de tomar la decisión de ser madres; de vigilar muy estrictamente el embarazo si ya se tiene detectada alguna complicación, o incluso si no la hay para que se llegue a buen término.

    Pérez Sandi, informó que hay casos en los que las mujeres desarrollan diabetes gestacional, de ahí la importancia de que exista o no un problema de salud previo al embarazo, las mujeres en estado de gravidez acudan puntualmente a sus citas con el médico familiar, ya que con esto, se lograría hacer detecciones tempranas y el tratamiento oportuno.

    Cuando una emergencia se presenta el IMSS cuenta con un protocolo llamado equipo de respuesta inmediata y para el Cuidado Materno y Perinatal ordinario implementa estrategias integrales desde lo preventivo, como la orientación y planificación familiar; y de atención como el seguimiento del médico familiar, de nutrición, trabajo social y el gineco-obstetra y especialistas que puedan intervenir en el proceso.