PROPONE MACARENA CHÁVEZ MODIFICAR LA LEY ORGÁNICA DEL CONGRESO, A EFECTO DE GARANTIZAR PARIDAD DE GÉNERO.

    0
    68

    * El Pleno del Congreso de la Unión se compone de 250 diputadas y 250 diputados, sin embargo, la Junta de Coordinación Política se integra de 7 hombres y ninguna mujer, mientras que la Mesa Directiva está compuesta por 3 hombres y 8 mujeres.

    * Macarena Chávez busca la consolidación de la Paridad en Todo, mediante reformas a la Ley Orgánica del Congreso General.

    Ciudad de México 12 de octubre de 2021.- La legisladora federal michoacana, Macarena Chávez Flores, expuso ante el Pleno del Congreso de la Unión la necesidad de “transitar a una verdadera Paridad de Género en esta Soberanía de las mexicanas y mexicanos.

    A efecto de cumplir el compromiso de concretar el principio de Paridad en Todo, mediante la adecuación de los artículos y numerales correspondientes de la Ley Orgánica que rige a la máxima tribuna del país, y garantizar la representatividad de las mujeres para poder acceder a los espacios de toma de decisiones para que su voz sea escuchada.

    Macarena Chávez en su exposición de motivos sostuvo que “si bien somos la legislatura más paritaria de la historia, ello no es suficiente, es necesario ir más allá de la composición del Pleno; es de reconocerse que la Mesa Directiva está compuesta por 3 hombres y 8 mujeres, sin embargo, la Junta de Coordinación Política no tiene entre sus elementos a ninguna mujer, la componen 7 hombres, es por ello que pongo a su consideración la presente iniciativa”, espetó.

    La iniciativa de marras propone corregir algunos numerales de los artículos 18, 31, 34 y 43 de la ley orgánica del congreso general de los estados unidos mexicanos, para que se implemente en la próxima legislatura LXVI, a efecto de consolidar la paridad de género para que todas las mujeres se sepan representadas al interior de todos los órganos de gobierno y comisiones de esta cámara de diputados.

    Macarena Chávez se dijo confiada en que dicho planteamiento obtendrá el voto responsable y positivo de las diputadas como de los diputados, para consolidar la equidad, que comenzó con el voto de la mujer, en aquel lejano año de 1955, luego de una larga lucha social de las mujeres mexicanas.