MICHOACÁN CUENTA CON CUATRO ESPECIES DISTINTAS DE MANGLARES

    0
    94
    • Su presencia se extiende en los municipios costeros de la entidad

      Morelia, Michoacán, a 28 de julio de 2021.- Michoacán, entidad rica en biodiversidad por la cual actualmente se encuentra entre los primeros cinco estados del país en esta categoría, es refugio de cuatro de las seis especies diferentes de mangle que hay en México.

      En distintas partes del mundo se pueden encontrar 70 especies de esta planta, considerada recurso natural; en la entidad hay presencia del mangle rojo, blanco, negro y botoncillo, que se extienden a lo largo de mil 440 hectáreas en los municipios de Lázaro Cárdenas, Coahuayana y Aquila.

      Los manglares forman una compleja estructura que es utilizada para el descanso y anidación de diversas especies de aves como son garzas, cormoranes y fragatas; además, los mangles, funcionan como un buen refugio para mamíferos, anfibios y réptiles que habitan la zona donde están ubicados.

      Principalmente, se trata de iguanas y serpientes, así como de cocodrilos, de los cuales es su principal hábitat. En los manglares vive también una gran cantidad de fauna marina; entre sus ramas es posible encontrar peces, moluscos, crustáceos y especies endémicas amenazadas o en peligro de extinción.

      Las zonas donde se pueden apreciar las distintas variedades de mangle en la costa michoacana, son la Laguna Costera El Caimán, en el puerto de Lázaro Cárdenas; en la Laguna Los Tules- Mezcala en el municipio de Coahuayana, así como en Salinas de la Placita, en Aquila, según registros de la Secretaría de Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Territorial, Semaccdet.

      Actualmente, estas cuatro especies de mangle, rojo, blanco, negro y botoncillo, se encuentran en la categoría de amenazadas, de acuerdo con la Norma Oficial 059-2010.

      La principal amenaza que enfrenta este ecosistema a nivel mundial son las actividades humanas a través de su destrucción, contaminación y la sobreexplotación del recurso, además de la falta de planificación del desarrollo urbano, industrial y turístico, así como del desarrollo agrícola, ganadero y acuícola que han desplazado o reducido considerables extensiones de manglar.

      En el mundo se considera que factores negativos los desechos sólidos urbanos, contaminantes industriales, pesticidas y fertilizantes agrícolas, así como las modificaciones hidrológicas que han tenido impacto sobre los manglares, poniéndolos en riesgo.

      De ahí que la Semaccdet, invita a cuidar este importante ecosistema y fomentar su preservación como se realiza en las zonas boscosas de la entidad o cualquier otro entorno natural.