MELCHOR OCAMPO, CONVENCIDO DE LA EDUCACIÓN COMO FUNDAMENTO DE LA VIDA NACIONAL: NAPOLEÓN GUZMÁN

0
724

Morelia, Michoacán, a 3 de junio de 2017.– Melchor Ocampo estaba convencido de que la educación jugaba un papel fundamental en la vida nacional, por ello convocó a los mexicanos a entrar a la revolución de las ideas las cuales no se limitan a leer y escribir, sino a difundir conocimientos prácticos de todas las ciencias aprovechando sus aplicaciones, enseñando a leer en la naturaleza, porque el conocimiento hace avanzar la industria, manifestó el doctor en Historia y ex rector de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, José Napoleón Guzmán Ávila.

Durante la conmemoración del LCVI aniversario luctuoso de don Melchor Ocampo, benefactor de los nicolaitas, llevada a cabo en el Aula Mater del Colegio Primitivo y Nacional de San Nicolás de Hidalgo, con la presencia del rector Medardo Serna González; y el secretario de Educación quien acudió con la representación de gobernador del Estado, Alberto Frutis Solís; como uno de los oradores oficiales Napoleón Guzmán exaltó el pensamiento de Ocampo a favor de la educación en México.

Hoy en día –recordó- el sistema educativo vive una crisis en la cual debe tomarse con reserva el discurso oficial que llama a la eficiencia educativa, productividad, habilidad y competencias, que arroja a ciudadanos preparados para el mercado laboral pero sin las bases del conocimiento histórico y filosófico, esto es, sin formación humanista y sentido de pertenecía e identidad nacional.

Cierto que la calidad académica es importante, reconoció el ex rector nicolaita, pero aunado a lo anterior es importante que los futuros ciudadanos sean educados con una visión analítica de la sociedad, reconoció ante el anfitrión, regente del Colegio, Aldo Ulises Olmedo Castillo; y el secretario general del Sindicato de Profesores de la Universidad Michoacana, Gaudencio Anaya Sánchez, directores, funcionarios y miembros de la Gran Logia Masónica General Lázaro Cárdenas.

Como gobernador, Melchor Ocampo en cuatro meses reabrió el Colegio Primitivo y Nacional de San Nicolás de Hidalgo, con las grandes dificultades económicas que se vivían a mediados del siglo XIX en México, recordó el doctor en Historia al comparar la actitud de las actuales autoridades federales y estatales que hablan de una mejor educación, pero han reducido el presupuesto dedicado a la misma y a la investigación científica.

Ocampo estaba consciente de la obligación del Estado de respaldar la educación, velar porque fuera laica y que llegara a todos los sectores sociales. En la actualidad, el Estado ha ido desprendiéndose del compromiso consagrado en la Constitución, comparó Guzmán Ávila, la actual reforma educativa debiera analizarse por el enfoque de la misma, como lo han expresado ya otros investigadores, tomando en cuenta la formación integral del individuo.

La inversión de recursos en educación es una de las principales herramientas para reducir la desigualdad económica y propiciar el cumplimiento cabal de los derechos sociales. Recordó el interés de Melchor Ocampo por la investigación que él mismo desarrolló en el área de la Botánica, siempre aplicada a cuestiones de beneficio social y urgió a los gobiernos a retomar estos principios luego del anuncio de reducción de las becas para los investigadores, cuestión que repercutiría gravemente en el desarrollo del país.

Es preocupante que la UMSNH, al igual que otras instituciones de educación superior en México, estemos en la incertidumbre económica junto con la comunidad científica, ya que con la supresión de becas de posgrado cesaría la producción de patentes, artículos científicos y nuevas investigaciones, enfatizó.

José Napoleón Guzmán Ávila hizo un llamado a todos los integrantes de la Casa de Hidalgo a apostar por el diálogo y la unidad para fortalecer la Casa de Estudios, acusó la existencia de personas al interior de la Institución que buscan hacerla rehén de intenciones políticas y particulares; mientras que desde la función pública y legislatura existen quienes pese a ser egresados de la Universidad la agreden y buscan desestabilizarla.

En el marco del Centenario de la Casa de Hidalgo, es momento de retomar el ideario de don Melchor Ocampo, recordando que es hablándonos como podemos entendernos y no trabajar en contra de la voluntad de este sabio benefactor que luchó por mantener abierta sus puertas y fortalecerla, concluyó.

Como un segundo orador, el miembro de la Logia Masónica Lázaro Cárdenas, Erick Avilés Martínez, abrió el evento con una alocución a los pasajes sobresalientes de la vida de Ocampo en su faceta de estadista y gobernador, quien al lado de Miguel Hidalgo y José María Morelos, dejaron un legado invaluable para la construcción de la nación.

Ocampo creyó en la transformación de México, en el desarrollo y construcción en base a la independencia de una nación prospera, capaz de aprovechar sus recursos naturales en beneficio de sus connacionales.

Posteriormente, Avilés Martínez se refirió a la política exterior que México debe asumir frente a los pronunciamientos del presidente de los Estados Unidos y defender la integridad de los mexicanos radicados en el extranjero, así como una negociación digna del Tratado de Libre Comercio.

Posterior al acto central, el presídium junto con los asistentes se trasladó hasta la Sala Melchor Ocampo del Colegio de San Nicolás, en donde montaron guardia de honor frente al corazón del ilustre michoacano y posteriormente encabezaron una marcha por la Avenida Madero, acompañados por la escolta y banda de guerra de la Universidad Michoacana hasta la Plaza Melchor Ocampo, depositando allí otra ofrenda floral y guardando un minuto de silencio.

Posteriormente los presentes se dirigieron junto con las escoltas de diferentes Facultades e Institutos a la Escuela Preparatoria Melchor Ocampo para montar guardia al pie de la efigie allí resguardada, para concluir el homenaje en el Colegio Primitivo y Nacional de San Nicolás de Hidalgo, con el desenfunde de banderas.