LA PRODUCCIÓN DE MAÍZ TRANSITA DEL CONSUMO HUMANO HACIA LA GENERACIÓN DE BIOCOMBUSTIBLE: ALFREDO PURECO

    0
    539

    Morelia, Michoacán, a 3 de marzo de 2017.- Originalmente la finalidad del cultivo del maíz fue la alimentación humana durante siglos, hoy ya no lo es, porque la mayor parte de este grano básico que se produce a nivel mundial se destina principalmente para alimento de animales y la generación de biocombustible, aseguró Alfredo Pureco Ornelas durante la conferencia “Historia y Presente de la Producción de Maíz en México” ofrecida en el Auditorio del Instituto de Investigaciones Históricas de la Casa de Hidalgo.

    Durante la conferencia que forma parte del 2º Seminario de Análisis y Debate “Economía, Sociedad, Educación y Cultura en México y América Latina”, el profesor investigador del Instituto de Investigaciones “Dr. José María Luis Mora” de la Ciudad de México, abordó algunos temas y problemas en torno al alimento más importante en la dieta de los mexicanos.

    El maíz es un alimento viajero de gran importancia en la alimentación de muchos pueblos, originado en nuestro país en la cuenca del Río Balsas desde donde se extendió a Mesoamérica, Europa, África y Asia desde el siglo XVI, recordó.

    En México, prosiguió el investigador, el maíz es un alimento básico del cual no se puede prescindir, sin embargo sus múltiples usos lo han convertido en una mercancía valiosa que pone en riesgo la suficiencia alimentaria de las sociedades que como la mexicana subsisten gracias a él.

    De la agricultura para la alimentación, añadió, se ha llegado a la agricultura para la industria, lo que conduce a que las variedades de maíz se vean amenazadas en aras de un tipo de maíz estandarizado, refiriéndose al maíz amarillo.

    Hasta 1989, nuestro país era autosuficiente en la producción de maíz, a partir de entonces, dijo Pureco Ornelas, empezaron a importarse cantidades cada vez mayores de gramínea, actualmente el país consume alrededor de 35.6 millones de toneladas al año, de las cuales solo se producen 25 millones, siendo Estados Unidos el mayor exportador con una producción de 385 millones de toneladas anuales.

    Desafortunadamente la superficie sembrada en nuestro país ha venido disminuyendo año con año, contrario a la cantidad de habitantes que va en aumento, por lo que será necesario cada vez más el alimento para satisfacer las necesidades de los mexicanos que consumen en promedio 250 gramos por persona por día del cereal, cuya característica especial es el alto contenido de carbohidratos que son concentradores de energía, estimó el historiador.