LA FALTA DE YODO EN NUESTRA DIETA PUEDE CAUSAR DAÑOS A LA TIROIDES

    0
    899

    Morelia, Mich., a 24 de mayo de 2017.- En el marco del Día Mundial de la Tiroides, vale la pena conocer acerca de los padecimientos frecuentes y las causas que los desencadenan para prevenir a tiempo un daño. La glándula Tiroides se encuentra localizada en la parte anterior del cuello y se encarga de la producción de hormonas con las que se regula el metabolismo del cuerpo.

    De acuerdo con Francisco Monsebaiz Salinas, médico supervisor de segundo nivel de la Delegación Regional del IMSS en Michoacán, en nuestro medio el principal problema para que una glándula crezca es la falta o ausencia de yodo en nuestra dieta, o bien, la presencia de sustancias bociógenas, es decir, que bloquean la absorción de yodo, como el agua rica en fluor o con alguna otra sal que pisa el yodo y que impida que éste sea absorbido.

    Monsebaiz Salinas, aseguró que en Michoacán existen zonas bociógenas como la Ciudad de Huetamo por las características del agua y para contra restar este efecto ambiental, es importante consumir alimentos ricos en yodo como el arándano, el yogur orgánico, la papa y alimentos lácteos, o bien suplementos de yodo.

    Los padecimientos más frecuentes en la glándula tiroides son en relación a su función como el hipertiroidismo, que es una disminución en el funcionamiento; el hipertiroidismo, que es un crecimiento de la glándula o bocio, que son los más frecuentes; y el cáncer de tiroides, siendo éste el menos frecuente, nos refiere el especialista en medicina Interna, Francisco Monsebaiz

    Al cuestionar al internista acerca de los síntomas con los que pudiéramos tener la sospecha de algún daño a la tiroides, explica que en el caso del hipertiroidismo, que es cuando hay un exceso de hormona tiroidea en la sangre, se presentan palpitaciones, temblor fino, caída del cabello, diarrea; en el caso de las mujeres, un aumento en las menstruaciones; intolerancia al calor, nerviosismo y en algunos casos se puede observar una propulsión de los ojos u ojos saltones, denominado exoftalmia.

    En el caso del hipotiroidismo, explica, se puede dividir en dos: el congénito o cretinismo, que se presenta en niños, caracterizado por hipo actividad  o lentitud, generalmente son gorditos, con lengua grande. Y el hipotiroidismo del adulto, que se caracteriza igualmente por una lentitud en el pensamiento (bradipsiquia), en el lenguaje (bradilalia), que ganan peso, tienen hipotermias y poca salivación.

    Si llegara a presentar esta sintomatología en su conjunto, debe asistir al médico para la realización un perfil tiroideo, que es la prueba con la que se hace una medición de las hormonas para determinar si hay alguna alteración en la glándula para ser atendida oportunamente.

    En el caso del hipotiroidismo congénito o cretinismo, propio de los niños, la prueba más franca con la que pudiera detectarse es el tamiz neonatal, de ahí que el especialista recalcara la importancia de que los padres de familia la realicen a los recién nacidos y den seguimiento al resultados, ya que en caso de resultar positivo, el tratamiento controlara los efectos para normalizar la calidad de vida del menor.