.

Morelia, Michoacán, a 12 de enero de 2017.- En los próximos dos años, Donald Trump podrá ejercer sin contrapesos sus promesas de campaña en contra de nuestro país al frente del gobierno de los Estados Unidos, lo cual deja a México en una situación delicada económicamente hablando, por lo que es desde las universidades como puede apuntalarse la reflexión sobre las alternativas a seguir para paliar los efectos de la nueva política estadunidense, apunto el sociólogo Jorge Capetillo Ponce.

Durante la conferencia “Causas y consecuencias del fenómeno Trump”, ofrecida a través de internet desde el Centro de Información Arte y Cultura de la Casa de Hidalgo, invitado por el Centro Nicolaita de Estudios Migratorios y el Gobierno del Estado de Michoacán, Capetillo Ponce, investigador de la Universidad de Massachusetts, Boston, dijo que hasta el momento en el país no se avisora una respuesta a la política xenofóbica y nacionalista de ultra derecha anunciada por el ya casi presidente de los Estados Unidos, que de ejercerse, provocará una crisis económica fuerte para los mexicanos, ya que su socio comercial principal es esta nación vecina del norte.

Acompañado por el secretario Académico de la Casa de Hidalgo, Jaime Espino Valencia; la coordinadora general de Estudios de Posgrado, Ireri Suazo Ortuño y la coordinadora del Centro Nicolaita de Estudios Migratorios, María Elena Rivera Heredia, el investigador en sociología explicó los motivos del triunfo del partido Republicano en las pasadas elecciones presidenciales, charla que fue transmitida en vivo por internet, luego de que el Sindicato de Empleados de la Universidad Michoacana impidiera de manera ilegal la entrada al público que asistiría a la conferencia, alumnos y profesores en su mayoría.

De manera previa a la campaña, en Estados Unidos se gestó un movimiento de ultra derecha, al que denominó “derecha alternativa”, en el que se unieron principalmente en redes sociales, blogs independientes, personas radicales, de raza blanca, xenofóbicas, nacionalistas y antifeministas, quienes difundan en redes ideas en contra de los latinos, judíos, musulmanes y el movimiento migratorio, justificándolas con una supuesta afectación del bienestar de los blancos nativos al quitarles oportunidades de empleo y compartir espacios públicos en diversos círculos sociales.

Trump aprovechó este movimiento como una estrategia principal de su campaña, pese a que no ofreció nada concreto para mejorar la calidad de vida de los norteamericanos de raza blanca. De esta forma logró la mayoría de sus votos al referirse despectivamente a los latinos, los migrantes, en especial en contra de los mexicanos, aliándose en la difusión de su conducta escandalosa con la cadena de televisión FOX.

Estas voces extremistas cuestionaron fuertemente a la democracia liberal encabezada por Barack Obama, quien al ser de raza afroamericana provocó desde el inicio de su gestiòn en los sectores conservadores de ese país el rechazo y una ola de críticas hacia su gobierno.

El electorado norteamericano, prosiguió Jorge Capetillo Ponce, centró su atención en el espectáculo montado por Trump y su equipo de campaña, dejando a un lado la reflexión sobre la clase de país que deseaban, mientras que Hillary Clinton, con mucho más experiencia política, no supo acaparar el electorado femenino y comprometer con mayor firmeza la votación de los sectores de migrantes, quienes no acudieron a las urnas el día de las elecciones.

La promesa de recobrar la grandeza Americana tradicional, supremacía de la raza blanca y el tan conocido concepto de “América para los americanos”, Donald Trump logró atraer la mayoría de los votos, incluso en estados como California, con un gran porcentaje de población migrante establecida legalmente en esta nación.

Es importante -subrayó- que ante la amenaza de que el gobierno norteamericano inicie una expulsión masiva de mexicanos, deje el tratado comercial de libre comercio y grave con impuestos las remesas que los migrantes envían a sus familias, los mexicanos radicados en EU se organicen y protesten masivamente en contra de estas políticas, “en suelo norteamericano”, porque es allí donde pudiera hacerse un contrapeso y evitar que se lleven a cabo dichas políticas con toda su fuerza.

Al gobierno mexicano y la sociedad les corresponde encontrar nuevos socios comerciales, como China, Canadá y mercados de la Unión Europea sugiere el especialista, ya que la estrategia de esperar a ver los efectos sin actuar sería la que traería las peores consecuencias financieras.

La sociedad norteamericana siempre ha sido cerrada y con tendencias racistas, recordó Capetillo Ponce, con la llegada de Donald Trump se recrudecerá esta característica sociocultural, alejándose de la realidad de éste país, que sin duda es ya multicultural y con ciudadanos de todas las razas y naciones originarias.

El investigador augura dos años difíciles hasta el momento de las elecciones intermedias en los Estados Unidos, en el 2019, en donde la política de Trump tendrá que aceptar contrapesos, ya que será evidente el daño ocasionado a una gran parte de su población no-blanca.

Sin embargo, dijo ver pocas posibilidades de que al llegar Trump al poder deporte a los 4 millones de indocumentados que existen en territorio norteamericano, ya que se requerirían recursos humanos y económicos que afectarían las finanzas del país, gastos en abogados, cuerpos policiales, transporte para sacar a las personas del país, insumos como comida, agua durante el traslado, por lo que es poco probable que lo realice tal y como lo expresó durante su campaña.

Para concluir, Ireri Suazo Ortuño, a nombre del rector Medardo Serna González, agradeció al especialista su presencia en la Casa de Hidalgo, la cual causó una gran expectativa dentro dela comunidad universitaria y el gesto de acceder a impartirla a través de las redes sociales para alcanzar al público que se vio impedido a ingresar a las instalaciones nicolaitas.

Por su parte, Jaime Espino Valencia otorgó un presente a nombre de la comunidad universitaria al conferencista al tiempo que le invitó para que en fechas posteriores regrese a compartir los resultados de los estudios que en la materia de Teoría social, raza y relaciones étnicas ha realizado en la Universidad de Massachusetts, desde el 2007.