EL ICATMI HA TRANSFORMADO VIDAS EN LA COMUNIDAD MODELO DE CENOBIO MORENO

    0
    560

    Morelia, Michoacán, 29 de abril de 2017.- En la Comunidad Modelo de Cenobio Moreno, municipio de Apatzingán, el Instituto de Capacitación para el Trabajo del Estado de Michoacán (Icatmi) ha invertido más de 758 mil pesos y ha atendido a más de 300 capacitandos.

    Los recursos invertidos por el Icatmi en esta Comunidad Modelo han sido destinados a la compra de equipos de cómputo, utensilios de belleza, máquinas de coser y mobiliario; además, se han brindado cursos sobre emprendurismo, encaminado al autoempleo, y los locatarios del mercado participaron en un curso sobre atención a clientes y servicios de calidad.

    “La vida de hombres y mujeres ha empezado a cambiar, a tomar un rumbo diferente, pero lo más importante es que las personas confían ahora en su gobierno”, destacó el director general del Icatmi, Israel Tentory García, quien señaló que anteriormente por las circunstancias de inestabilidad política y social no se reunían las condiciones necesarias para el sano desarrollo social y el crecimiento económico.

    “Cuando Silvano Aureoles Conejo tomó las riendas del Gobierno del Estado la situación era muy complicada en Cenobio Moreno, por lo que el Gobernador tomó la decisión de mejorar la calidad de vida de las familias en materia de salud, seguridad, infraestructura y desarrollo”, resaltó.

    Por su parte, la directora del plantel Apatzingán del Icatmi, Teresa Valencia Valdez, aseguró que los cambios han sido evidentes a partir de la intervención del Gobierno del Estado. “Los pobladores de Cenobio Moreno están muy contentos con las acciones que se han implementado, han sido muy participativos, y es muy notable la mejora en infraestructura y seguridad, porque se han atendido todos los frentes”.

    “La mayoría de los capacitandos son jóvenes, tienen mucho entusiasmo porque el Icatmi llegó para transformar sus vidas a través de la capacitación, se les han proporcionado herramientas”, detalló.

    Explicó que los beneficiarios han aprovechado al máximo los conocimientos adquiridos, y ya están generando ingresos para sus familias. “Nos sorprende el cambio”.

    Los capacitandos aseguran que tomar los cursos les ha cambiado la vida. Uno de ellos es Javier Delgado Cuevas, quien expresó: “ha sido una buena oportunidad porque tengo confianza en mí mismo y en mis productos, es muy importante que el Icatmi se desplazó hacia acá porque podemos emprender negocios propios con lo aprendido”.

    A su vez, Yesenia Almonte Vargas, quien cursa Bisutería, comentó: “solamente podía ser ama de casa; ahora con la capacitación sé que puedo lograr mucho cosas, ya sé elaborar aretes, collares, pulseras y llaveros, pondré mi propio negocio para sacar adelante a mi familia”.