EDUCACIÓN, PRINCIPAL BIEN PÚBLICO: MEDARDO SERNA GONZÁLEZ

0
717

Tere Vallejo

Al recibir la Presea Generalísimo Morelos a nombre de la Universidad Michoacana, el rector Medardo Serna González aseveró que hoy más que nunca, la educación con calidad sigue siendo el principal bien público y “sin educación viviremos con miedo y no tendremos un futuro promisorio”.

Serna González consideró que para la comunidad nicolaita es  un gran honor recibir la Condecoración Presea “Generalísimo Morelos”, edición 2017, y agradeció al  Ayuntamiento de Morelia el otorgamiento de este galardón, en el año del Centenario de la Universidad Michoacana.

Con ello, dijo, se reconoce a una  institución conformada por miles de mujeres y hombres que, a lo largo de su historia, han sido los pilares de la educación con calidad y pertinencia que “impartimos en todas las áreas del conocimiento y consolidando proyectos de superación personal con compromiso social”.

A lo largo de su vida, agregó, la Universidad Michoacana se ha articulado estrechamente con Morelia, formando un círculo virtuoso que se manifiesta de múltiples maneras: colaborando en la realización de proyectos de todo tipo de gran trascendencia, compartiendo espacios para la difusión de la cultura, la práctica deportiva y la sana convivencia de los morelianos; participando en programas de servicio social con grandes impactos en el área de la salud y el área administrativa, por citar solamente algunos.

Recordó que fue un moreliano, Pascual Ortiz Rubio, quien en 1917 fundó la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo como una de las expresiones más sublimes de la Revolución mexicana.

El gobernador Ortiz Rubio la concibió como la primera universidad pública autónoma de México y de la América Latina, sosteniendo que la autonomía era necesaria para no exponer a la Universidad “a los vaivenes que generan las crisis políticas”; asimismo, la consideraba indispensable para completar la obra de la reforma.

Destacó que gracias a la visión de Ortiz Rubio, la Casa de Hidalgo se convirtió en una institución precursora  del derecho a la autonomía y “fue el ejemplo a seguir por las demás universidades del país”.

Serna González indicó que Ortiz Rubio fue miembro de un grupo de intelectuales liberales y revolucionarios constitucionalistas que  se distinguieron por colocar, en su programa político, a la educación superior como un asunto central para el desarrollo de la entidad.

Hoy, más que nunca, subrayó, la educación con calidad sigue siendo el principal bien público. Se educa para formar seres humanos libres de fanatismos y prejuicios, amantes de las buenas costumbres, responsables, innovadores, solidarios y que se hagan cargo de ellos mismos.

“Por eso, hoy como ayer, sin educación viviremos con miedo y no tendremos un futuro promisorio. Educamos para formar seres humanos que no ignoren la realidad, que logren alterar la forma en que miramos el mundo para poder cambiarlo, que generen y apliquen el conocimiento con compromiso social, que cooperen y compartan, que sepan trabajar en equipo. Por eso, hoy como ayer, sin educación no tendremos suficientes líderes para cambiar a la sociedad”.

Hoy, añadió, “seguimos haciendo camino, educando, como dijo el gran Antonio Machado: golpe a golpe, verso y verso. Con el golpe a golpe a golpe de la disciplina, la dedicación, el trabajo arduo y el esfuerzo; con el verso a verso del talento, la creatividad, la inteligencia y la cultura. Estamos en marcha para contribuir a multiplicar los líderes que necesita México para hacer el cambio que tanto anhelamos”.

Esta distinción lleva el nombre de uno de los más grandes Nicolaitas e hijo predilecto de la antigua Valladolid, hoy llamada Morelia en su honor: Don José María Morelos y Pavón, uno de los nuestros, de todos, por siempre.

Recibir la presea Generalísimo Morelos, fortalece y enaltece a la Casa de Hidalgo y es un recordatorio permanente, para la actual generación de Nicolaitas, “del gran compromiso social que tenemos que hacer realidad, al igual que Morelos, con nuestra acción responsable y transformadora basada en una educación pertinente y de calidad, coadyuvando así a la construcción de una sociedad michoacana y mexicana más justa y libre”.

En el año del Centenario de la UMSNH, dijo, refrendan el compromiso con los ideales de Morelos, quien nos sigue inspirando por su lucha desinteresada por un México independiente y unido,  por su visión de respeto a la dignidad humana con oportunidades para todos sustentadas en la educación, el trabajo, la organización, el respeto y los valores universales.

Puntualizó que la comunidad nicolaita se presenta con responsabilidad, confianza y unidad en esta Plaza Jardín Morelos “para refrendar nuestro proyecto humanista y nuestro compromiso con el progreso sustentable de Morelia y de Michoacán.