CUESTIONA FIDEL CAPACIDAD GUBERNAMENTAL PARA HACER VALER ESTADO DE DERECHO ANTE PETROLERAS

    0
    491

    CDMX.- Abril 27 de 2017.- En nuestra historia nacional hay diversos ejemplos de menosprecio de las empresas energéticas extranjeras hacia el Estado de Derecho en México. Uno de esos ejemplos es el desacato de una resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), que llevó al expresidente Cárdenas a Decretar la Expropiación Petrolera, en este contexto ¿el Gobierno Mexicano tiene suficiente autoridad política, legal y ética para hacer valer el Estado de Derecho ante las empresas extranjeras?

    Lo anterior fue cuestionado por el diputado federal Fidel Calderón Torreblanca al Presidente de la Comisión Nacional de Hidrocarburos, Juan Carlos Zepeda Molina, en el marco de la reunión de trabajo que sostuvo la Comisión Especial para el Seguimiento a los Órganos Reguladores del Sector Energético con la citada Comisión en donde el legislador demandó que la institución priorice las necesidades de PEMEX por encima de las empresas extranjeras.

    Ahí mismo, Calderón Torreblanca reiteró su rechazo a las reformas constitucionales aprobadas recientemente en la materia sin embargo se dijo a favor de sostener una relación fructífera e institucional en aras de que se proteja y defienda nuestras riquezas naturales.

    Fidel Calderón, lamentó la caída en la plataforma de producción de PEMEX lo cual agrava la situación de la paraestatal aunado al recorte por 100 mil millones de pesos a su presupuesto en 2016.

    En las actuales condiciones remarcó, se perfila un escenario de competencia desleal y aniquilamiento para PEMEX, como empresa mexicana del gobierno mexicano, que paulatinamente la deja en desventaja y a merced de sus competidores privados y extranjeros. Consideramos que no se aligera sustantivamente la carga fiscal de PEMEX, que hasta después del año 2022 seguirá siendo superior al 60% de sus ingresos de exploración y extracción, según estimaciones del Instituto Belisario Domínguez del Senado de la República, lo cual restringe los recursos disponibles para su modernización.