POLÍTICA Y POLITIQUERÍA

0
45

*La clave es la corresponsabilidad*

 

 

Por: Lucero Pacheco Martínez

No podría citar algún otro momento histórico en el que los humanos hubiésemos enfrentado una guerra en común, a un enemigo en común, hoy estamos en guerra contra un virus, y bajo esta nueva amenaza, que ataca el corazón de la economía, y está desgarrando el tejido social, necesitamos solidaridad y voluntad política para superar esta crisis unidos.

La corresponsabilidad implica asumir nuestro compromiso ante lo demás, que el bien de todos es tarea y responsabilidad de todos, ciudadanos y autoridades, hoy necesitamos que esa corresponsabilidad se lleve al más alto nivel.

Las cifras son alarmantes, en menos de un mes, México ha superado la cifra de defunciones de Italia con 45 mil 361 muertes, y si la tendencia sigue en aumento, antes del fin de semana habremos superado a Reino Unido (46 mil ), lo cual nos colocaría en el tercer lugar a nivel mundial en número de defunciones.

Este miércoles, los casos de contagios por COVID19 en el país, llegaron a los 408 mil. Pero el presidente de México, casi al punto de la demencia, prefiere planear el popular “grito” de Independencia “con 500 personas con antorchas en la plaza del Zócalo”.

Hasta el día de hoy, no existe ni una sola razón para que deje de haber contagios, logicamente porque no existe vacuna ni medicina efectiva, la pandemia no da tregua, por eso es urgente cerrarle el paso al virus, romper la cadena de contagios, pensarnos en sociedad y hacernos responsables de la parte que nos toca como ciudadanos.

En Michoacán en las últimas semanas han aumentado los contagios, para muestra un ejemplo; el lunes 27 del presente se registraron 90 nuevos casos, para el martes fueron 130, y el miércoles llegamos a los 170, y en esta tendencia es previsible que, si no reforzamos las medidas sanitarias, pronto rebasemos la barrera de los 200 casos por día.

Hay muchos municipios en luto, y dentro de los que han tenido un mayor reporte de pacientes con coronavirus son: Lázaro Cárdenas, Morelia, Uruapan, Zamora, Apatzingán y Zitácuaro.

El pasado miércoles en el seno del Comité Estatal de Seguridad en Salud, la titular de Salud en el estado, la Dra. Diana Carpio hizo un diagnóstico del manejo de la epidemia, ella señalaba que las medidas que toman en lo local (municipios) pueden cambiar el panorama, y que el control de la epidemia está sujeta al comportamiento social.

Es cierto que, en zonas urbanas donde las personas viven y trabajan unas al lado de otras, la posibilidad de un rebrote es una verdadera causa de preocupación, y ejemplo de ello es que las cifras donde se registran mayores aumentos son zonas urbanas en el estado.

La doctora Carpio también externó que habría que emular los casos de éxito para transitar a la reapertura en varios sectores, principalmete el económico; hoy sabemos que en todo el mundo la recuperación económica se centra principalmente en dos cosas: uso cubrebocas y distancia social.

Existe evidencia científica de que el uso de cubrebocas masivo sí funciona, reduce entre 50 y 80% el riesgo de contagio de acuerdo al estudio de la Universidad de Cambridge, en Reino Unido; también la Organización Mundial de la Salud (OMS) no ha sesado en recomendar su uso. En China, Singapur y Corea del Sur implementaron su uso obligatorio y tuvieron éxito en la disminución de la curva de contagio.

Este jueves el gobernador del estado, hizo un llamado a la ciudania, existe una grave preocupación porque francamente los contagios no van disminuyendo y las medidas sanitarias se han relajado. El riesgo es enorme, cuando tenemos un creciente número de defunciones en todo el país.

Nuestra responsabilidad es: Usar cubrebocas en todo espacio público, lavarnos las manos de forma permanente para evitar la transmisión, guardar la distancia mínima de 1,5 metros entre una persona y otra, desinfección al ingreso y a la salida de nuestro hogar y trabajo, así como limpiar y desinfectar los entornos laborales y familiares, entre otros.

Estamos aún muy lejos de superar la crisis, y nos debe quedar perfetcamente claro que no hay cura y es mejor adaptarnos a la realidad de esta pandemia y las pandemias futuras. Al Tiempo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here