LA CONCILIACIÓN, FUNDAMENTAL EN REFORMA LABORAL: LENIN SÁNCHEZ  

0
109

Jorge Vílchez

 

Morelia, Michoacán a 19 de octubre de 2019.- La capacitación es uno de los retos que enfrenta el derecho laboral no solo en la entidad, sino también en el país ante la implementación de la nueva Reforma Laboral, sobre todo en el ámbito de la conciliación que en los hechos no existe, coincidieron  los ponentes que participaron en el Panel: “Los Retos de la Reforma Laboral en Michoacán”, realizado en el marco de las Jornadas Laborales que realiza la Consejería Jurídica del Ejecutivo del Estado.

Durante la inauguración, el consejero jurídico, Víctor Lenin Sánchez Rodríguez, dio la bienvenida a los panelistas especializados en el tema, quienes, dijo, tienen conocimiento de lo que se avecina en el ámbito laboral para los próximos meses y años, hacia la implementación de la Reforma Laboral, tema en el que el gobernador Silvano Aureoles Conejo y el secretario de Gobierno, Carlos Herrera Tello, han pedido actuar con mucho profesionalismo, y para que así sea se requiere estar capacitados visualizando lo que viene.

Se requiere, indicó, estar preparados y conocer el alcance  paso a paso, cuál es el status, en qué consiste y cómo se va a dar la extinción de la Juntas de Conciliación y Arbitraje, y sobre todo el tema de la transición a un nuevo esquema de justicia laboral, donde la mediación y conciliación sean la base, y por lo que hoy se tiene que apostar.

En representación del secretario de Gobierno, el director de Trabajo y Previsión Social, David Garibay Tena, destacó que Michoacán punta de lanza en conformar una mesa de trabajo entre los tres Poderes en el tema laboral, y fue la primera entidad en presentar la Ley en la materia, aunque lamentó que sea un tema que se mantenga en pausa en el Legislativo, de ahí que lanzó un exhorto a los diputados para que en la medida de los posible pueda avanzar al igual que los estados que están por implementar este nuevo sistema de justicia.

Se refirió a los tres puntos que a su consideración son básicos en esta nueva reforma: desaparecer las juntas para dar paso a tribunales laborales dependientes del Poder Judicial Federal y de los poderes Judiciales de los estados; la conciliación, que será obligatoria, y tres: una serie de modificaciones donde democratizan a los sindicatos, que ahora elegirán sus líderes por voto libre y secreto.

Garibay Tena subrayó que la reforma apuesta a la conciliación, ello al referir que de los asuntos que llegan a la Dirección de Trabajo y Previsión Social, a través de la Procuraduría de la Defensa del Trabajador, se resuelven por la vía conciliatoria en un 80 por ciento, con lo cual se le quitará carga y se podrá conciliar y dar certeza los trabajadores y a los patrones.

El funcionario estatal  se pronunció porque en Michoacán se trabaje para que el Centro de Conciliación sea un organismo público descentralizado con autonomía técnica y de gestión.

Al dar apertura al panel, Victorino Rojas Rivera, Magistrado del Poder Judicial Federal, del Primer Tribunal Colegiado en Materias Administrativa y de Trabajo del Décimo Primer Circuito, dio una reseña de los hechos históricos y reformas constitucionales que dieron paso a  la incorporación de los tribunales laborales al Poder Judicial, y ante lo que han surgido diversas inquietudes que en su momento se tuvieron en materia penal, y al menos en ese tema, subrayó, ha sido un excelente cambio la justicia en el nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio.

Añadió que la apuesta está en la conciliación, por eso es que se requiere enfocarse en este centro de conciliación, el cual dijo desconocer si será un órgano desconcentrado, pero afirmó que se tendrían que resolver muchos asuntos.

Indicó que lo que queda pendiente es cómo será esa transición, aunque observó que México tiene presencia internacional, y ha permeado e influido en otras naciones con las decisiones de los jueces, “de ahí el enorme reto que tienen los jueces de la justicia laboral para continuar como un país referente”, acotó.

En su participación, Jorge Isaac Martínez Alcántar, secretario del Primer Tribunal Colegiado en Materias Administrativa y de Trabajo del Décimo Primer Circuito explicó que el tema laboral tiene que ver con un tema social, porque lo que busca el derecho del trabajo es la pacificación, ello al señalar que cuando una persona se queda sin empleo trae muchos problemas, entre ellos la delincuencia.

Por ello, a su consideración el derecho del trabajo está muy desentendido tanto en el fondo como en los procedimientos, ya que en realidad las juntas no eran malas, el problema eran las vicios que se fueron generando y que derivaron en el colapso de la justicia laboral a causa de la dependencia del Ejecutivo y otros aspectos como la falta de la conciliación, donde se requiere bloquear las malas prácticas  y que se tenga óptima capacitación.

Por su parte, Erick Alejandro González Cárdenas, presidente del Tribunal de Conciliación y Arbitraje, se refirió a la implementación de los protocolos que establece la nueva Ley Federal del Trabajo para prevenir la discriminación por razones de género, atención a casos de acosos y hostigamiento sexual y erradicación del trabajo infantil, que permitirán resolver los asuntos y evitar que lleguen al Tribunal y a los tribunales federales.

En su participación, el maestro Mario Humberto González Chávez, jefe de asesores de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, hizo referencia a la necesidad de que se modificara el sistema laboral, que implica nuevas autoridades implícitamente de nuevos procesamientos,  que de entrada requiere cambiar la mentalidad y educarse en la conciliación.

En este esquema, externó que si el centro federal y los centros de conciliación en los estados no cuentan con infraestructura, recursos económicos y personal calificado, es muy probable que fracasen y que en unos años estén retacados de juicios laborales como lo están ahora las juntas.

En el cierre del panel, el maestro Emmanuel Roa Ortiz, director del Instituto de la Judicatura del Consejo del Poder Judicial del Estado, puntualizó que la reforma laboral conlleva la preocupación de las exigencias de capacitación, infraestructura y presupuesto para que este nuevo modelo de justicia cotidiana pueda realmente funcionar y satisfacer las necesidades de justicia que se requiere.

Ante este panorama, refirió, desde el Poder Judicial se ha avanzado en estas tres etapas y se trabaja en la posibilidad de que Michoacán esté listo en el 2021 para la implementación de esta nueva reforma laboral.

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here