CON FE Y AMOR, ALICIA VEGA CONFÍA EN REENCONTRARSE PRONTO CON SU HIJA

    0
    47
    • La mujer de 71 años forma parte del grupo de los mil 286 integrantes de Palomas Mensajeras que tienen aplazada la cita para tramitar su visa por la pandemia de COVID-19

    Morelia, Michoacán, a 22 de enero de 2021.- Luego de no ver a su hija durante más de 15 años, Alicia Vega, de 71 años de edad, sintió que el suelo se hundía bajo sus pies al ser notificada por personal de la Secretaría del Migrante (Semigrante), que su cita en la Embajada de Estados Unidos en México para tramitar la visa que la llevaría a reencontrarse con ella, se aplazó indefinidamente por la pandemia de COVID-19.

    “Cuando me dijeron que mi cita en la embajada fue pospuesta sentí horrible, siente uno que la engañan, así lo pensé, porque dije ´ya va mucho rato, ya no voy a ir mucho tiempo y quien sabe cuánto tiempo me vayan a hacer esperar´, se siente muy triste”, destacó.

    Invadida por sentimientos encontrados, la señora Alicia sacó fuerza de los más profundo de su ser y tras sobreponerse a la noticia, confió en que el amor que tiene por su hija, quien emigró a Estados Unidos para apoyar a su familia a tener una casa propia, y la fe en Dios, la mantendrán con vida para volver a verla.

    “A pesar de todo esto, en ningún momento ha pasado por mi mente que ya no volveré a ver a mi hija porque mi fe y mi amor por ella son muy grandes para vernos un día y espero en Dios que me permita ver a mi hija, mis nietos y conocer a mi yerno”.

    Resaltó que los momentos más difíciles que ha vivido como madre de una mujer migrante, fueron no poderla llevar del brazo para entregarla en el altar el día de su boda y cuando, por la distancia, solo pudo apoyarla vía telefónica durante los partos de sus dos hijos.

    “Siente uno una alegría de verlos realizarse como persona en el matrimonio, pero no estar presente es muy triste porque no está uno en los momentos más grandes de la vida de mi hija; en el momento que ella estaba dando a luz ella me marcaba y me decía ´mamacita, cómo no te tengo aquí´, se imagina la desesperación mía y el dolor de no acompañar a mi hija en ese momento que es decisivo, porque puede decir la gente un hijo se tiene, pero en ese momento si las cosas salen mal se va uno y yo tan lejos de mi hija y ella ocupándome y hablándome”, narró con voz firme al manifestarse segura de superar todos los obstáculos para reencontrarse con su hija.

    Originaria de Zitácuaro, Alicia forma parte del grupo de mil 286 integrantes del programa sello del Gobierno de Silvano Aureoles Conejo, Palomas Mensajeras, que les fue aplazada su cita para tramitar su visa, tras es cierre de actividades en la Embajada de Estados Unidos en México, por la pandemia de COVID-19.

     

    Dejar una respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here